14-05-2020

Realizaron una oración interreligiosa en el Garrahan para superar el Coronavirus

Referentes de las distintas religiones se unieron en un rezo para enfrentar la enfermedad que azota al mundo.

Referentes religiosos del catolicismo, el judaísmo, el islamismo y el evangelismo se unieron en un rezo frente al vacunatorio del Hospital Garrahan para pedir que la humanidad supere el coronavirus, a partir de la convocatoria realizada por el Papa Francisco. Allí fue emplazada la obra el “Abrazo que esperamos”, del escultor Alejandro Marmo.

El encuentro, que fue organizado conjuntamente por el Hospital y Fundación Garrahan, se realizó bajo los protocolos del aislamiento social, preventivo y obligatorio, y fue transmitido a la red de hospitales de todo el país que se conectan con el centro pediátrico a través de las oficinas de comunicación a distancia.

“La jornada de oración por la fraternidad humana es una convocatoria del Papa Francisco a los creyentes de todas las religiones para unirse espiritualmente en un ayuno y plegaria para implorar a Dios que ayude a la humanidad a superar el coronavirus”, dijo al encabezar el encuentro la consejera del Garrahan, Analía Stasi y agregó “este acto nos convoca a unirnos en una oración a los trabajadores y trabajadoras para buscar la fortaleza que necesitamos con los corazones de hierro esperando el abrazo cuando la epidemia termine” .

Del encuentro, participaron el secretario de Culto de la Nación, embajador Guillermo Oliveri, el obispo auxiliar de Buenos Aires, monseñor Gustavo Carrara, el rabino Diego Vovchuk, los representantes del islamismo, el sheij Ahmad Al Hayal del Centro Islámico de la República Argentina (CIRA) y Omar Abboud, y el pastor evangelista Osvaldo Carnival.

“Un saludo muy grande para todos los trabajadores de la salud del país, y del Hospital Garrahan en particular, a los médicos, enfermeros, auxiliares y administrativos por todo el esfuerzo que están poniendo y en este día especial esta oración por la humanidad que ya inició el Papa Francisco”, señaló Oliveri, y destacó “algunas palabras que empezamos a utilizar: el distanciamiento social que tenemos que cumplir y que en un mundo que cambió vamos a necesitar mucha solidaridad y estar cerca desde el corazón”.

En la fachada del vacunatorio puede verse la escultura el “Abrazo que esperamos”, obra del artista Alejandro Marmo, que habla de la necesidad del diálogo social y la unión en la diversidad. Marmo, quien se conoce como el escultor del hierro del descarte e hizo obras como la Evita que se erige en el Ministerio de Desarrollo Social en la 9 de julio, donó también nueve corazones de hierro, que se exhibirán en los jardines del Hospital hasta ser subastados por Fundación Garrahan.

Silvia Kassab, por su parte, de Fundación Garrahan, agradeció a los representantes de las religiones que adhirieron a la convocatoria del Santo Padre. “La Fundación es un poco la representación de todas las organizaciones no gubernamentales que también están colaborando, ayunando y rezando en esta plegaria y que tiene que ver también con aquellas cosas que tuvimos que dejar de lado como son los abrazos y el estar cerca”.

También hizo un especial agradecimiento para Alejandro Marmo, quien donó para Fundación Garrahan “una obra itinerante que algunos querrán tenerla y adquirir, y que después será un aporte para que el hospital pueda seguir creciendo en alguna de sus necesidades”, explicó Kassab.

A su turno, los referentes religiosos elevaron un rezo cada uno. El rabino Vovchuk agradeció a los médicos, enfermeros e investigadores que “están haciendo todo para que esto nos dañe lo menos posible y exhortó a rezar y pedir a Dios que nos cuide y este mal no se extienda”.

Abboud recordó que “el documento de la Fraternidad Humana que firmó el Papa Francisco con la máxima autoridad del Islam, incluye la idea de ciudadanía y solidaridad como un derecho pensado para toda la especie humana, por eso, –dijo– pedirle al dios Abraham que nos cuide y que cuando salgamos de esto podamos ser mejores personas”, dijo.

El pastor Carnival recordó los dos mandamientos fundamentales de la Biblia que son “amar a Dios” y “amar al prójimo” e instó a todos los trabajadores de la salud y a continuar trabajando para frenar esta enfermedad. El sheij Ahmad Al Hayal imploró a Alá que “elimine la prueba de nuestro país, de todos los países y de la humanidad y mantenga la epidemia del coronavirus lejos de nuestro país”.

Finalmente, el monseñor Carrara expresó que “estamos en el Garrahan donde se juntan, se curan y se comparte con tantas familias que traen aquí a su tesoro más grande que son los niños y niñas, y acá los cuidan con amor”, y agregó que “acá se aprende a cuidar a los más frágiles, los más indefensos, desde este hospital hoy rezamos por todos los trabajadores y trabajadoras de la salud que están en la primera trinchera haciendo patria, pero también por otros hombres y mujeres que están en otras trincheras luchando para salir adelante”.

La jornada de oración por la fraternidad humana es una convocatoria del Papa Francisco a los creyentes de todas las religiones para unirse espiritualmente en un ayuno y plegaria para implorar que Dios ayude a la humanidad a superar el coronavirus. Fue presentado su santidad en febrero de 2019 durante su viaje apostólico a los Emiratos Árabes, y constituye un llamamiento a los creyentes a sostener y amar a todos sus hermanos, protegiendo la creación y todo el universo y  ayudando a todas las personas, especialmente las más necesitadas y pobres.

Del acto, participaron además el presidente del Consejo de Administración del Hospital Garrahan, Guillermo González Prieto, y los consejeros Oscar Trotta y Oscar Pérez, la directora médica ejecutiva, Patricia García Arrigoni, y representantes de jefatura de Gabinete de Ministros de la Nación.