10-11-2017
Asociación La Casa de Ronald McDonald

La Sala de Padres de Terapia Intensiva celebró su 8º aniversario en el Hospital

En un emotivo acto se conmemoró los ochos años de La Sala de Padres de Terapia Intensiva de la Asociación La Casa de Ronald McDonald en el Hospital Garrahan junto a responsables de La Casa y autoridades del Hospital. La Sala brinda diariamente un espacio de descanso y contención a 90 familiares de pacientes internados en terapia intensiva. Desde su inauguración, el 9 de noviembre de 2009 la Sala, coordinada por la Asociación, permitió que 17.700 padres pudieran acompañar con mayor bienestar a sus hijos.

“Es un gran día en el cual agradecemos a la comunidad médica, las familias que han puesto en nosotros su confianza, pero principalmente, a todos aquellos que durante este tiempo han trabajado incansablemente para mantener las instalaciones, cuidar de los familiares, y brindar una sonrisa y su contención cuando los momentos son difíciles”, aseguró Guillermina Lazzaro, Directora Ejecutiva de La Casa de Ronald McDonald.

Este programa se encuentra disponible las 24 horas al día los 365 días del año y tiene como propósito generar un espacio de mayor bienestar para que los padres puedan acompañar en mejores condiciones la internación de sus hijos.

Más calidad de vida: los talleres de las Salas de Padres
Ubicado en el sector violeta del Hospital, este espacio de 450 m2recibe en promedio 278 padres mensualmente cuyos niños están internados en terapias intensivas de Cardiología, Neonatología, Accidentes y Enfermedades Crónicas. La sala cuenta con equipamiento y servicios adaptados a las necesidades especiales de las familias, que atraviesan uno de los momentos más difíciles de sus vidas lejos de sus hogares, afectos y costumbres. La sala dispone de un área de espera confortable, cocina y comedor, habitaciones, baños con duchas, lavadero, sala de televisión y descanso. En este espacio se ofrece asistencia de personal de tiempo completo durante las horas de atención y un teléfono interno para que los médicos de terapia intensiva puedan contactar rápidamente a los padres.